A+ R A-
HOT NEWS
Aviso 700x100 interno1

El comercio eléctrico ilegal, un fenómeno a combatir

User Rating:  / 0
PoorBest 

Incendios, cortos circuitos y caídas de voltaje pueden hacer parte de los efectos provocados al instalar productos eléctricos no certificados, que atentan contra la vida de los consumidores.

 

No es extraño para nadie que la piratería sea un fenómeno que se respira al caminar por casi todas las calles. La gente adquiere por lo menos un artículo no certificado en la vida aún a sabiendas que es ilegal, pero como se piensa que con el contrabando son las empresas que hacen los productos originales las que se ven afectadas, la compra no se detiene haciendo el fenómeno mayor.

 

Los comerciantes ilegales no solamente venden productos más baratos, comercializan artículos que carecen del más mínimo control de calidad y pueden fallar en cualquier momento.

 

De hecho de acuerdo con datos de la industria de cada tres productos en el mercado mundial, uno es ilegal (promedio vigente entre interruptores y pulsadores) y  cada vez con mayor frecuencia, el mercado informal de accesorios eléctricos pone a disposición de los compradores, aparatos que pueden ser atractivos por su bajo precio, pero que no cumplen con los estándares de calidad necesarios.

 

De esta manera, así como las personas al comprar un medicamento en el mercado negro, ponen en riesgo la salud por lo que implica esta decisión, al adquirir un producto eléctrico se pone en juego la vida no sólo de una persona si no se pone en riesgo la de muchas.

 

De acuerdo con estadísticas suministradas por compañías aseguradoras, el 70 por ciento del total de incendios son en promedio provocados por un corto circuito, y la mitad de estos son el resultado de fallas en los accesorios eléctricos. 

 

Para contrarrestar estos efectos, existen normas de calidad nacional e internacional que deben cumplir las empresas que fabrican aparatos eléctricos en Colombia y que protegen los derechos de los consumidores.

 

Este es el caso del RETIE (Reglamento Técnico de Instalaciones Eléctricas) normativa orientada a la protección de la vida de las personas y que de acuerdo con Cesar Cabrera, Director de Calidad de  Schneider Electric, “su fundamento es defender al sector eléctrico de las redes informales que comercializan productos que no pasan por los controles de calidad más elementales y terminan causando accidentes e incendios que afectan a los usuarios, constituyéndose en un reglamento que tiene como espíritu garantizar los mínimos de calidad de los productos”.

 

Estas normas hacen parte de los requisitos de calidad que debe tener un producto ya sea fabricado en el país o importado, con lo cual se garantiza que los estándares de producción sean los mismos de siempre, garantizando los derechos de la propiedad industrial.

 

Cabrera afirma que “la piratería constituye una barrera que afecta el crecimiento del sector eléctrico y es por esto que países como México donde éste fenómeno es tan activo, existen asociaciones como Expo Eléctrica Electrónica y Control que reúne sólo  las marcas registradas y sensibiliza a los socios, al instalador y al consumidor frente a la problemática presente con los productos ilegales. Esto es un paso que Colombia debe replicarse en el mediano plazo”.

 

Existen diversas formas para comercializar estos productos como la venta de artículos usados, reconstruidos o de segunda mano, clonación, importaciones paralelas, importación de productos distintos a los certificados, artículos no certificados, falsificación de documentos y empresas fantasmas que actúan como legales. Todos estos fenómenos repercuten en la calidad del mercado, deterioran la seguridad, alteran la estructura del precio y pueden llegar a desplazar la producción formal.

 

Schneider Electric, conciente de los peligros que implica el dejar que la piratería se meta a las instalaciones eléctricas de los  clientes, recomienda la compra de productos eléctricos a los distribuidores autorizados que distribuyen equipos presentes para el hogar y la industria y que además cumplen con todas las normas nacionales e internacionales.

 

La forma de detectar el comercio ilegal está en las manos del consumidor quien puede reportar la venta de productos eléctricos muy por abajo del precio normal, o la comercialización de equipos que se venden con señales de desgaste o  que se ven  re-construidos o falsificados.

 

Un solo mensaje de alerta, cuya denuncia es confidencial puede salvar vidas y permite que la compañía ratifique el compromiso que tiene frente a la seguridad de sus clientes.

 

Fuente: OP. Schneider Electric


 

Aviso 300x300 interno2

Aviso 300x150 interno4

Aviso 300x150 interno3

Aviso 300x600 home

Aviso 300x150 interno2

Síguenos en:


fb  twitter  yt  linkedin     SoundCloud  

Aviso 1100x60