A+ R A-
HOT NEWS
Aviso 700x100 interno1

Proyecciones Macroeconómicas y de Mercado 2013-2018

User Rating:  / 0
PoorBest 

proyecciones2013 2018En este informe se expone la visión sobre la economía nacional y regional en el mediano plazo. Para tal efecto, se presentan las proyecciones de las variables que configuran esta perspectiva. Es de resaltar que en las actualizaciones trimestrales de estas proyecciones se incorpora la evolución cíclica y la información de alta frecuencia que puede impactar a nuestros escenarios base. 

Contexto global

En el mediano plazo se espera que continúe la divergencia en la dinámica de las economías desarrolladas y emergentes. No obstante, pese a su mayor potencial de crecimiento, el mundo en desarrollo no será ajeno a las fluctuaciones del ciclo económico, a la debilidad de la demanda global y a los cambios en la estructura de la economía china.

 

La recuperación de las economías desarrolladas seguirá siendo lenta. EE.UU se moverá entre el riesgo de deflación que induzca a una creciente debilidad de la demanda y las presiones inflacionarias que puedan surgir por efecto de las medidas monetarias no convencionales de los últimos años. Por su parte, cada vez serán más evidentes los desequilibrios fiscales, que pueden convertirse en un lastre estructural y en una fuente de incertidumbre para esta economía.

 

En la Euro Zona, la actividad productiva continuará debilitada, tanto en los países del núcleo como de la periferia. Esto es el resultado de la combinación de los cuantiosos ajustes fiscales que están siendo implementados, el tono cauteloso de los consumidores y los productores, y el bajo dinamismo del mercado de crédito.

 

Los principales riesgos para las proyecciones provendrán de los problemas relacionados con Grecia y su permanencia dentro de la unión monetaria del euro, la implementación del rescate a los países de la periferia europea, los retos de la banca europea y el abismo fiscal en EE.UU. Nuestra visión central asume que estos eventos no van a tener un desenlace negativo. De hecho, las acciones de política monetaria expansiva en las principales economías han acotado estos riesgos y han extendido el plazo para que los gobiernos puedan solucionarlos.

 

Las definiciones políticas serán determinantes para garantizar que los riesgos globales sean efectivamente desactivados. Por ello, es de esperar fases de alta incertidumbre en los mercados financieros, que se concentrarán en momentos claves para la definición de estos temas.

 

Actividad económica local

La publicación de los resultados del PIB para el 2T12 evidenció la materialización de nuestro escenario alcista de crecimiento para el país en 2012, que corresponde a 4,5%. Este es un aterrizaje suave de la actividad productiva, en el que la desaceleración de las exportaciones y el consumo de los hogares es compensada con un mayor nivel de consumo e inversión del sector público.

 

Para 2013, el escenario central comprende un crecimiento de 4,5%, que será el resultado de una recuperación moderada en el comercio exterior, la estabilidad en el consumo de los agentes privados y la continuación del estímulo público. Se destaca, en particular, el impulso que se dará con el desarrollo de obras de infraestructura y el efecto del estímulo monetario desplegado en el 2S12.

 

En las tendencias seculares, es de destacar que las transformaciones de la última década constituyen un marco favorable para el crecimiento futuro. Se resalta el incremento de la inversión a más de un cuarto del producto, la mejora del ingreso promedio, la estabilidad de precios y las reformas fiscales. Gracias a ello, en el próximo quinquenio Colombia podría tener un crecimiento promedio de 4,6%, que está alineado con su nivel potencial. Además, se anticipa una baja volatilidad en el ciclo económico.

 

Sector externo

En lo que queda de 2012 y para 2013 se anticipa una moderación del flujo comercial internacional. Esto se explica por el bajo dinamismo de los principales socios comerciales del país (Estados Unidos y la Unión Europea), que tendrá un impacto en el volumen de demanda del exterior, así como un comportamiento lateral esperado en las cotizaciones de los bienes básicos. Mientras tanto, las importaciones también se moderarían, pero crecerían más que las ventas al exterior.

 

Se espera que el déficit en cuenta corriente llegue en los próximos años a un promedio de 2,8% del PIB, debido a dos factores opuestos. Por un lado, se prevé que la balanza comercial permanecería superavitaria, gracias a las mayores exportaciones de bienes tradicionales y a la entrada en vigencia de acuerdos de libre comercio. Por otra parte, se esperan crecientes egresos por el pago de utilidades generadas por la inversión extranjera directa (IED) que ha ingresado al país en años recientes.

 

Mercado laboral

En los próximos años, el ritmo de crecimiento de la economía fomentará reducciones moderadas en el desempleo urbano, lo que ocurrirá de forma simultánea con una disminución en la tasa de dependencia económica y un mayor envejecimiento de la población.

 

Estas proyecciones no incorporan reformas que promuevan ajustes estructurales en el mercado laboral, los cuales podrían acelerar la caída en la tasa de desocupación. Este tipo de modificaciones son requeridas para que Colombia logre alcanzar y mantener un desempleo más cercano al de países similares.

 

Finanzas públicas

Para el cierre de 2012 se estima un déficit del Gobierno Nacional Central (GNC) de 2,3% del PIB, después de haber llegado a 2,9% del PIB en 2011. Este resultado se explica por el aumento en el ingreso tributario, que pasaría del 13,6% al 14,9% del PIB, gracias a la mejor gestión de recaudo y el buen desempeño económico en 2011. En 2013 se prevé que el déficit del GNC llegue a 2,0% del PIB, gracias al incremento esperado en los ingresos totales, de 16,6% al 16,8% del PIB.

 

En el mediano plazo se continuará con el proceso de estabilización de las finanzas públicas, gracias a la implementación de la regla fiscal, el nuevo esquema de manejo de regalías y la evolución favorable de la deuda pública. Con ello, hacia 2018 el déficit del GNC podría alcanzar el 1,5% del PIB.

 

Inflación

Para el cierre de 2012 se espera que la inflación se ubique cerca a 3,09%, un poco por encima del punto medio del rango meta establecido por el Banco de la República. Lo anterior se atribuye a la inflación de los rubros diferentes a alimentos, que se han ubicado por debajo del 3% durante la mayor parte del año. Para 2013 se anticipa una moderada aceleración de los precios, que conduciría a una variación del IPC de 3,58%. Esto sería el resultado de un efecto base, dada la baja variación del indicador en 2012, así como una presión alcista en el rubro de alimentos, debido a factores climáticos.

 

Pese a lo anterior, no se espera que el cambio de tendencia en la inflación durante 2013 represente un quiebre estructural. Por el contrario, en el mediano plazo se prevé que la tendencia de estabilización de los precios que se ha observado durante la última década se consolide. Esto se debe al anclaje de las expectativas inflacionarias, la creciente credibilidad de la política monetaria y a que el crecimiento del PIB se mantendrá cerca de su tasa potencial, por lo que la brecha del producto permanecería cercana a cero.

 

Aviso 300x300 interno2

Aviso 300x150 interno4

Aviso 300x150 interno3

Aviso 300x600 home

Aviso 300x150 interno2

Síguenos en:


fb  twitter  yt  linkedin     SoundCloud  

Aviso 1100x60